9 Ajaw 13 Sek (3 de julio de 2018): ¡Un éxito rotundo! El Cuarto Congreso Internacional de Escritura Maya Antigua

9 Ajaw 13 Sek. Dibujo por Jorge Pérez de Lara.

Estimados partidarios de MAM,

¡Gracias a todos por su increíble apoyo para ayudar a que el Cuarto Congreso Internacional de Escritura Maya Antigua sea un gran éxito!

Estoy profundamente honrado por su generosidad y su disposición a ayudar a devolver el guión jeroglífico Maya, el Ojer Maya Tz’ib ‘, al pueblo Maya. Fue maravilloso ver tantas caras familiares, y tantas nuevas en Huehuetenango, y tuve el honor de ser parte de este evento histórico. En el taller para principiantes, Christopher Powell y yo pudimos enseñarle a mucha gente a leer y escribir la Cuenta larga, incluida toda la Serie Lunar. Ver la dedicación y la gratitud entre tanta gente maya es algo que nunca olvidaré. El orgullo y la maestría entre estos nuevos escribas es inconmensurable. Todos se han unido a las filas de Aj Tziib’.

¡Gracias a Barbara MacLeod, Nick Hopkins, Christopher Powell y Gerardo Aldana por ayudar con los talleres y presentaciones, y gracias a Elaine y David Schele por toda sus ayuda y apoyo, y por documentar este evento con fotos!

Un agradecimiento especial al pueblo Mam, que nos hospedó en su tierra natal y nos honró con su hermosa música de marimba, gracias a nuestro anfitrión, el Director Manrique Díaz de la Universidad Rafael Landivar, al equipo del Proyecto Lingüístico Francisco Marroquin y la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala.

El siguiente es el discurso inaugural que preparé para las ceremonias de apertura, que tuvieron lugar el 2 de julio de 2018.

Gracias por su apoyo incansable y por su comprensión del gran valor de nuestro trabajo colectivo.

Chjontexix, Maltyox, and Yum Bo’otik,
Michael J. Grofe, Presidente
MAM

Discurso Inaugural
Michael J. Grofe, Presidente
MAM

2 de julio, 2018

Gracias a nuestros amables anfitriones y los organizadores de este histórico evento. Gracias al Equipo PLFM, a

Saqijix Lopez Ixcoy
Beatriz Par Sapóm
Ajpub ‘Garcia Ixmata
Juan Guarchaj Tzep
Hector Rolando Xol

Me gustaría agradecer a todos los participantes que han viajado de cerca y de lejos para reunirse aquí para aprender y enseñar.

Gracias a la gente hermosa de Guatemala. Todos ustedes están en nuestros corazones mientras que lloran la pérdida de tantas vidas a causa de Volcán de Fuego. Que la ira de la Tierra se disminuya.

Que todos los migrantes se reúnan con sus hijos, y que todos vivamos vidas largas y prósperas en paz como hermanos y hermanas en esta tierra.

También me gustaría agradecer al Comité Ejecutivo de MAM:

Elaine Schele, quien se une a nosotros con su esposo David,
Beth Spencer,
y Susan Glenn.

Gracias a nuestro ex presidente Bruce Love, a la Junta Directiva de MAM, y gracias a todos nuestros seguidores que donaron tan generosamente para que esto sea posible.

Gracias a nuestro donante, el Dr. Kelly Warren, y su hijo William, quienes estan con nosotros aquí.

Me siento honrado de estar aquí. Cuando fui elegido presidente de MAM hace tres años, le dije a Bruce Love que no sabía si podría hacer esto. Reciéntemente comenzé mi trabajo como profesor, y la recaudación de fondos no era una de mis mejores habilidades. Pero él respondió que lo más importante es que te importa y que tu corazón está en el lugar correcto. Lo demás seguirá. Dijo que no se trata de nosotros y de lo que creemos que no podemos hacer. Se trata de algo mucho más grande que nosotros mismos, y lo que podemos hacer, de cualquiera manera en que podamos ayudar.

Me importa mucho nuestro objetivo de devolver la escritura maya a su legítimo hogar entre los mayas, entre todos ustedes, y estoy muy agradecido de poder informar que hemos realizado una exitosa campaña este año en MAM para recaudar fondos para este evento. Estoy muy contento de que nuestros seguidores hayan contribuido generosamente para ayudar a apoyar el buen trabajo que todos ustedes están haciendo.

En los últimos dos años, hemos podido financiar aproximadamente quince minibecas por año en el Mundo Maya, así como varios eventos pre-Congresos, y esperamos continuar financiando a los solicitantes en el futuro.

Cuando me reuní con Ajpub ‘García Ixmata y Juan Rodrigo Guarchaj Tzep en enero, pidieron que juntos creamos un tema para este Cuarto Congreso Internacional de Escritura Maya Antigua, Ojer Maya’ Tz’iib ‘. También pidieron que trajéramos algunos epigrafistas para presentar sus propias investigaciones y ayudar a facilitar los talleres. Dado mi propio interés en la arqueoastronomía, propuse que el tema sea “Creación y Astronomía”, y ellos estuvieron de acuerdo. Aunque este tema no es exclusivo, estoy feliz de contribuir lo que puedo.

Tuve la suerte de que mi padre me introdujo al cielo noturno, las estrellas y los planetas cuando era niño. Él era  marinero. Yo no soy marinero …

Yo no soy marinero!

Ni soy capitán.

Si tengo un capitán, ella es Barbara MacLeod, y ella es la mejor epigrafísta que yo conozco. Ella es una verdadera Ah Tz’iib, y ha querido contribuir a la revitalización jeroglífica desde que Linda Schele comenzó a impartir talleres para los mayas en los años Ochenta y Noventa.

Bárbara ha inventado un tablero para la Cuenta Larga y la Rueda Calendarica para usarlo como herramienta de enseñanza, y ella quiere que todos ustedes lo tengan, así que hice Cien copias en un kit para que todos ustedes se las arreglen, y le he agregado todo la serie lunar, que discutiré en mi taller para los principiantes esta semana. Podemos ayudarles a armarlos y hacer copias para sus estudiantes y comunidades.

Estoy muy emocionado de informar que tenemos a Barbara MacLeod, Nick Hopkins, Gerardo Aldana y Christopher Powell que se unirán a con nosotros esta semana. Todos ellos son especialistas en sus disciplinas. ¡Estoy anticipando sus presentaciones y contribuciones!

Lamentablemente, debido a una emergencia imprevista, nos enteramos de que Hugo García Capistrán, que fue un maestro tan valioso en el último Congreso en El Remate, no puede reunirse con nosotros este año, y echaremos mucho de menos su participación. Expresa su profundo pesar y su esperanza de que vuelva a ser invitado en el futuro.

Como antropólogos, sabemos que la cultura puede cambiar y adaptarse tan rápidamente, mucho más rápido que el ADN. A través de la cultura, transmitimos información, conocimiento y sabiduría. Pero la cultura también es vulnerable, y en solo una generación, la cultura se puede perder.

El lenguaje es fundamental para mantener viva la cultura, pero como todos sabemos, incluso los idiomas se pueden perder, y en este momento de la historia, ahora enfrentamos la extinción de la gran diversidad de los idiomas del mundo. Si esta pérdida no se opone, se cree que la mitad de los 7,000 idiomas del mundo se extinguirán a fines de este siglo, y otro 40% de ellos se hablarán solo por la generación anterior. Las implicaciones son profundas para la extinción de la rica diversidad de las culturas en sí mismas, y de maneras enteras de pensar y de estar en el mundo.

Pero la escritura puede mantener vivas los idiomas del mundo. La escritura mantiene vivas las voces del pasado. Las voces de nuestros antepasados nos hablan, al igual que nuestros antepasados escucharon las voces de los que vivieron antes de ellos—través de la escritura.

Los antepasados registraron su conocimiento, su historia y sus creencias sobre el mundo. Sus voces no siempre son claras, y no siempre sabemos cómo interpretarlas, pero a través de la escritura, aprendemos nuestra historia.

Nunca es una historia completa. La historia del mundo está llena de voces de elites, de aquellos que tenían el poder de tallar sus voces en piedra y de aquellos que tenían el poder de borrar la historia de otros.

Pero, la escritura también se puede perder. Un colapso, una invasión. Una gente intentando destruir a otra, contando su propia versión de la historia. Insistiendo en que sus antepasados eran más importantes que los de la cultura oprimida.

Este es el mundo en el que todos vivimos ahora.

Pero el desciframiento de la escritura maya durante las últimas décadas nos ha permitido escuchar las voces de los antiguos mayas, los antepasados de todos ustedes. Los arqueólogos y epigrafistas han aprendido mucho sobre la historia, los idiomas, las culturas y las ciencias de los antiguos mayas. Pero ciertamente no lo entendemos todo, y el desciframiento y la interpretación es un proceso continuo y colaborativo.

A pesar de todos los avances en epigrafía, aún muy pocos fuera de nuestra disciplina aprenden la historia y los logros de los mayas. Los sistemas escolares de todo el mundo, incluso en los Estados Unidos, Guatemala, México y Belice, continúan a enseñar que la única historia importante que se debe aprender es la de Europa: que los únicos logros científicos verdaderos provienen de la mente Europea. Esta conversación entre mundos ha sido solo unilateral. Como resultado, los estudiantes y el público en general pueden concluir que la gente de Mesoamérica no contribuyó nada de valor a la historia del mundo, y que todas las culturas no europeas son inferiores a las de Europa.

Habiendo estudiado la astronomía maya durante muchos años, yo sé que esto no es cierto, y que la evidencia registrada en las inscripciones de sus antepasados, sostiene que los mayas tenían mediciones extremadamente precisas y exactas de la duración del año tropical, el año sideral, así como los ciclos planetarios y lunares. Yo creo que la evidencia existe para que todos podemos ver si solo tomáramos el tiempo para entender.

El proponer de tal cosa se considera herejía por muchas, incluso aquellas en el campo de la arqueoastronomía. En la publicación de mi propia investigación, me he encontrado con un sesgo eurocéntrico profundo e inconsciente y una protesta de las bocas de ciertos estudiosos que insisten que los mayas no eran capaces de mediciones tan exactas. Es cierto que los Mayas eran differentes de los europeos de muchas maneras. Sin duda, la capacidad de medir el paso del cenit solar y el uso de un recuento continuo de días en forma de la cuenta larga se podrían utilizar para registrar mediciones precisas a traves de muchos siglos. Debe de haber espacio para el debate científico saludable.

Creo que la evidencia habla por sí mismo. Lo que es obvio es que la evidencia respalda la idea que los antiguos mayas tenían mediciones astronómicas más precisas que nadie en el mundo en ese época. Transcurieron otros mil años antes de que Los Europeos alcanzaron a los Mayas.

Si esto es cierto, y creo que lo es, entonces es imperativo que reescribamos la historia de la astronomía.

Tomo por mi carga dar el crédito al quien se le debe.

Una parte de este trabajo es compartir este conocimiento con ustedes. No entendemos todo lo que leemos en las inscripciones. Aunque tengamos títulos académicos y el acceso privilegiado a los textos mayas, a nosotros, los epigrafistas,  nos falta la conexion cultural que tienen ustedes.

Estamos aquí para ayudar a devolverles las voces de sus antepasados y para devolver colectivamente esas voces a la historia del mundo.

Gracias a todos ustedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *