5 Ajaw 18 Muwaan (24 de enero de 2018): Revitalización jeroglífica en Maya Centre, Belice

5 Ajaw 18 Muwaan. Dubujo por Jorge Pérez de Lara.

¡Feliz año nuevo gregoriano para todos! Hace poco volví de un viaje a Guatemala, donde pude tener una reunión productiva con Juan Rodrigo Guarchaj y Ajpub Pablo Garcia Ixmata para ayudar a planificar el próximo Cuarto Congreso Internacional en julio. Después de esto, viajé a Belice, donde dirigí un viaje estudiantil que incluyó la facilitación de un taller con Ernesto y Aurora Saqui y Manuel Bolon para 28 participantes en Maya Centre en el Distrito de Stann Creek.

Conocí a Ernesto y Aurora en dos viajes estudiantiles anteriores que codirigí en Belice en 2003 y 2004, y fue un gran honor volver a trabajar con ellos en los bellos terrenos de sus cabañas Nuuk Che’il, donde alojaron a nuestro taller bajo una gran sala de reuniones con techo de paja el 7 de enero. Después de conocer a Manuel Bolón en el Tercer Congreso Internacional en 2016, Manuel me invitó a venir a Belice para ayudar con la instrucción jeroglífica, ya que había pasado cierto tiempo desde 2013, cuando nuestro ex presidente, Bruce Love, facilitó el taller con Ernesto Saqui en Toledo.

Nuestro grupo, con Ernesto y Aurora Saqui de pie al frente.

Me alegré de poder finalmente regresar a Belice para ayudar con este taller durante el invierno, cuando tengo un descanso de un mes en mi ocupada agenda de enseñanza. Afortunadamente, este evento fue patrocinado en gran parte por la generosa donación del Dr. Ed Barnhart y Maya Exploration Center (MEC), con quienes trabajo dirigiendo viajes estudiantiles en todo el mundo. Decidimos combinar nuestros esfuerzos, lo que me permitiría dirigir un viaje estudiantil y proporcionar instrucción de taller en Maya Centre. Esta fue una asociación fructífera entre MEC y MAM que esperamos continuar en alguna capacidad en el futuro.

Ernesto abrió el taller con un sincero círculo ceremonial, y se encendieron velas de diferentes colores en torno a un hermoso altar hecho de las raíces sinuosas y pulidas de un enorme árbol. Maya Centre se encuentra a las afueras de Cockscomb Basin Jaguar Preserve, en la base del Victoria Peak, y estábamos rodeados por el canto de los pájaros y el exuberante bosque y los jardines mientras trabajábamos. En un momento, hablé sobre los murales de San Bartolo, no lejos de Belice en Guatemala, y ninguno de los participantes había visto o escuchado hablar de estas notables imágenes. Cuando compartí con ellos mis diapositivas de los murales, me conmovió ver sus muchas expresiones de emoción, gratitud y reconocimiento. Muchos de los participantes comentaron sobre la flora y fauna que aún existe en Belice, y el simbolismo de la reciprocidad que continúa en sus propias tradiciones mayas. Sin acceso generalizado a este tipo de información, anhelan ver y aprender sobre estas imágenes, y me di cuenta de que el simple hecho de compartir lo que he sido privilegiado de aprender y almacenar en mi computadora portátil puede significar mucho para ellos. A petición suya, pude enviar por correo electrónico las múltiples presentaciones a todos los participantes después de nuestra reunión.

Francisco Alvorado estudia el silabario.

Manuel Choco deletrea su nombre en glifos.

Fidalia Coc dibuja un glifo perfecto.

Muchos mayas en Belice operan como guías turísticos de sitios prominentes como Caracol, Nim Li Punit, Altun Ha y Lamanai, y la mayoría de los participantes en nuestro taller también son guías turísticos. La mayoría de ellos no había recibido instrucciones previas para leer y escribir la escritura maya, ya que hay muy poco acceso a esta información en Belice. Comencé el taller con un poco de historia del descifrado del guion, seguido de una exploración del silabario y las instrucciones sobre cómo escribir sus nombres usando glifos silábicos. Uno de los participantes, Salucio Chiac, planea utilizar su nuevo conocimiento de la escritura maya para transcribir el nombre de su empresa.

El taller continuó con un análisis de cómo descifrar la Serie Inicial y la Serie Suplementaria, con énfasis particular en los ciclos calendarios mayas. Los participantes recibieron un libro de trabajo con varios dibujos de estelas y monumentos, incluidas varias inscripciones encontradas en Belice.

Después de un delicioso almuerzo tradicional servido por nuestros amables anfitriones en Nuuk Che’il, nuestro programa concluyó con un análisis exhaustivo de la Tableta de los 96 Glifos de Palenque, con los participantes codificando por color los diversos componentes identificados, incluyendo fechas de la Calendario Maya, números de distancia, nombres reales y glifos emblema.

Salucio Chiac y Merleen Coc.

Diana Salam, Jeremiah Chiac, Franciso Chub en el frente. Ernesto Saqui, Telesforo Chiac y Marleni Emillian atrás.

Michael Grofe demuestra el código de colores de la tableta de los 96 glifos.

Nuestro taller terminó como comenzó, con Ernesto reuniéndonos juntos a todos una vez más en un círculo, pidiendo a los participantes que hablen sobre sus experiencias en el taller. Estos son algunos de sus testimonios, que mi estudiante, Dominique Iraci, grabó afortunadamente en video.

“Esta sesión aquí realmente nos enseñó mucho. Nunca podrías haber encontrado esto en ninguna escuela. Todos nosotros, que somos guías turísticos … la mayoría de los guías turísticos en Stann Creek o Toledo, o en cualquier parte del país, ni siquiera tienen el privilegio de estudiar los jeroglíficos. Así que esta es una oportunidad que debemos valorar, y debemos difundir la palabra, y luego cuando ocurra de nuevo, deberíamos tener una multitud más grande. ¡Porque esta es una sesión importante que debemos valorar como un pueblo maya, especialmente como guías turísticos mayas! Se supone que tenemos que enseñarles a los estadounidenses, ¡no tener un estadounidense que venga y nos enseñe! – no hay falta de respeto, señor [se produce la risa, mientras asentí con total acuerdo]. De alguna manera, se ve diferente sobre nosotros, ¿verdad? Honestamente, los mayas como nosotros debemos dominar este tipo de sistemas educativos.”

~Daniel Bolon

“Hoy fue muy importante para mí porque, como estudiante, siempre quise ser arqueólogo. Pero la única escuela que lo ofrece es Galen, y para aquellos de ustedes que no saben que Galen es una escuela realmente costosa, y hace poco discontinuaron su programa de arqueología. Entonces, no hay forma en Belice de que puedas ser un arqueólogo. Entonces, venir aquí para aprender a leer las estelas fue realmente importante para mí.”

~Alson Ovedo

“Esta sesión fue muy fructífera para mí. Yo como descendiente de los mayas, a veces no apreciamos nuestra cultura. Así que con esta sesión ahora, me permite amarla aún más, y también puedo compartirla con los visitantes …”

~Simon Pau

“Estoy totalmente agradecido, por supuesto, por nuestro continuo apoyo, y me sentí muy feliz de saber que tenemos un gran número: la mayoría de la gente de aquí son guías turísticos. Por lo tanto, creo que, por supuesto, nuestros esfuerzos entre compañeros deben funcionar. Y espero que tengamos otro curso en el futuro cercano, que ciertamente está orientado a un nivel más avanzado. Así que solo quiero agradecerles a todos por haber salido, y creo que ustedes hicieron nuestro día.”

~Manuel Bolon

Ernesto Saqui y Merleni Emillian en las ceremonias de clausura.

Lamentablemente, no tengo una transcripción de las declaraciones de apertura o cierre de Ernesto, o su compartir de prácticas mopanes que se reflejaron en las imágenes de los murales de San Bartolo. Sin embargo, mencionó que cuando un colibrí vuela cerca, se cree que los antepasados nos dejan saber que están allí, uniéndose a nosotros. De hecho, cuando nuestra sesión llegó a su fin, no pude evitar ver un colibrí que se movía justo detrás de Ernesto mientras hablaba.

Fue un privilegio raro para mí y para mis alumnos participar en este taller, y espero con interés la oportunidad de regresar a Belice en un futuro cercano. Todos nosotros esperamos un futuro en el que los mayas en Belice se enseñarán unos a otros regularmente a leer y escribir en el guion de sus antepasados. Muchas gracias a Ed Barnhart y MEC por patrocinar este evento con MAM, y muchas gracias a Ernesto y Aurora Saqui por hospedarnos y brindarnos un delicioso almuerzo en su hermoso espacio para reuniones en Nuuk Che’il Cottages en Maya Centre. Gracias a Dominique Iraci por las hermosas fotografías, y gracias a todos mis alumnos por ayudar, y un gran agradecimiento a todos los participantes que hicieron de este evento tan especial.

Bo’otik y Bantiox,
Michael J. Grofe, Presidente
MAM

Nuestra amable anfitriona, Aurora Saqui.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *