4 Ajaw 8 Sip (19 de mayo de 2019): Para Saber de Dónde Somos: La escritura de los antepasados llega a Zinacantán

4 Ajaw 8 Sip. Dibujo por Jorge Pérez de Lara

Para Saber de Dónde Somos: La escritura de los antepasados llega a Zinacantán

Hoy, a medida que los días se alargan, celebramos el día especial 4 Ajaw, que conmemora el aniversario del comienzo de la era de la cuenta larga en 4 Ajaw 8 Kumk’u en 3114 aC, y nuevamente en 4 Ajaw 3 K’ank’in en 2012. Que el mundo vuelva a ser renovado. Este mes, leemos a Ana Guadalupe de la Torre de Zinacantán, Chiapas, México, quien recibió por primera vez una mini-beca MAM. Ana originalmente propuso trabajar con quince jóvenes tzotziles mayas de Zinacantán, ¡pero el interés en el taller fue tan grande que los números aumentaron rápidamente a cuarenta estudiantes! Estamos muy inspirados y animados por el trabajo que Ana y su colega Susana Patricia López Díaz realizan cuando enseñan su programa de estudios en tsotsil, y estamos muy felices de poder ayudar tanto a ella como a su comunidad a aprender la escritura de sus antepasados por primera vez. Gracias a todos los que nos apoyan a hacer posible este trabajo.

Bats’i kolavalik,

Michael Grofe, Presidente
MAM


Taller de Introducción a la Lectura y Escritura de los Jeroglíficos Mayas en Zinacantán, Chiapas

Descifrando el texto de la estela 12 de Yaxchilán.

Zinacantán se encuentra en la Región de los Altos de Chiapas. Es un pueblo donde habitan mujeres y hombres hablantes de la lengua tsotsil.  Éste lugar se llama Sots’leb, que significa “lugar de murciélagos”. Aquí aún se conservan tradiciones ancestrales, el respeto a los sagrados cerros, la siembra del sagrado maíz, el principal alimento de todos y todas y ceremonias en agradecimiento al agua. Sus habitantes portan y elaboran los trajes tradicionales en telar de cintura. Toda esa riqueza cultural, y conocimientos que nuestros abuelos y abuelas mayas nos han heredado, se va perdiendo y debilitando cada generación, por la pérdida de la esencia y el significado de cada conocimiento. En éste pueblo la mayoría de la gente habla tsotsil, aunque ahora sólo la gente mayor habla en tsotsil con la esencia y el significado de cada palabra que comunican. Los jóvenes en la actualidad hablan una mezcla de tsotsil con español, por la influencia de los medios masivos, porque el sistema educativo es completamente en español y no hay materias o asignaturas en lengua tsotsil y también porque hay padres que ya no se comunican con sus hijos en tsotsil, una mayoría de la población no sabe escribir en la lengua tsotsil y cada vez se va perdiendo el interés de  hablar y escribir en nuestra lengua.

Y esto es preocupante porque nuestra escritura, lengua, cultura, y cosmovisión nos permite identificarnos de otras culturas, y saber de dónde somos.

Por ello se realizó éste taller de introducción a la lectura y escritura de los jeroglíficos mayas: para dar a conocer, recuperar y difundir nuestra escritura maya, impartiéndolo impartida en lengua tsotsil.

Por otro lado, la solicitud que realicé para este taller era originalmente para un grupo de 15 jóvenes, pero por ser  la primera vez que se imparte este tema, despertó el interés a más jóvenes en aprender acerca de los jeroglíficos mayas, y se integraron al grupo 25 jóvenes más, conformando un total de 40 jóvenes. Éste taller lo impartí con Susana Patricia López Díaz, quien es originaria de Larrainzar, Chiapas y también asistió a los Congresos Internacionales de Maya Tz’ib.

Desarrollo de Taller

Para el material del taller, se hizo entrega de un cuaderno de trabajo a cada uno de las y los jóvenes, que contiene los siguientes temas:

  1. Introducción a los jeroglíficos mayas.
  2. Silabogramas.
  3. Cómo leer los jeroglíficos mayas (estructura y lectura de palabras y signos), y ejercicios.
  4. Logogramas.
  5. Numeración maya.
  6. Introducción al calendario maya.
  7. Lectura de la estela 12 de Yaxchilán.

El 26 de febrero se impartieron los temas: 1. Introducción, 2. Silabogramas, y 3. Cómo leer los jeroglíficos mayas. Aprendieron el uso d el silabograma y a identificarlo, así como la pronunciación de cada uno de ellos, e identificamos que se parece al alfabeto en tsotsil, sólo que al paso del tiempo ha cambiado un poco como, por ejemplo: no se utilizan la h ni la w, y el uso de la tz, tz’, se cambió por ts, ts’, por una normalización que realizaron varias instituciones para la lengua tsotsil.

Para la estructura de lectura de las palabras, se realizaron dinámicas; la primera es un trabajo grupal en donde tenían que identificar los silabogramas que se les indicaba en tarjetas y formar una palabra, vinajel (cielo) y ts’unun (colibrí), fue impresionante la habilidad de observación porque a cada sílabograma que se les mostraba, lo identificaban de inmediato y lograban a leer la palabra rápidamente. En la segunda, se realizaron ejercicios de dibujar y colocar. Por la estructura de lectura, la palabra tok (que en español significa nube) se compone de dos sílabas y la palabra nichim (flor) de tres sílabas; finalmente, en la tercera dinámica nos ocupamos de la identificación de glifos de la palabra ts’unun (colibrí), kits’in (hermano menor) y bolom (jaguar). Así las y los jóvenes identificaron las silabas, conocieron, aprendieron las estructuras de lectura, y procedieron luego a escribir sus nombres. Algunos lo hicieron con su nombre en tsotsil.

Explicando el uso del silabograma. Y cada uno de los jóvenes está observando e identificando las sílabas en su cuaderno de trabajo.

Una estudiante, identificando las sílabas de la palabra vinajel (cielo).

Susana P. López Díaz, explicando la estructura de lectura de las palabras y signos.

El 27 de febrero, se dio seguimiento a los temas: 4. Logogramas, 5. Numeración maya, 6. Introducción al calendario y lectura de la estela 12 de Yaxchilan. Aprendieron a identificar los logogramas y algunos glifos emblemas.

En cuanto a la numeración, se hizo un ejercicio grupal, en el que se les preguntaron sus edades en ssotsil. Sólo 4 jóvenes dijeron su edad en tsotsil, mientras que los demás lo dijeron en español, notándose que la mayoría de los jóvenes ya no sabían contar. Cuando se les hizo la pregunta “¿Quién sabe contar en tsotsil y hasta cuánto llegan?” algunos jóvenes sólo lograron contar hasta 5 en tsotsil y sólo 2 jóvenes alcanzaron a contar hasta el número 9. Posteriormente, aprendieron a contar del 0 al 19 y también a identificar como representaban los números los ancestros mayas, algunos se interesaron en saber más y preguntaron, cómo se dice en Tsotsil el número 21 y 30.

Cuando se vio el tema del calendario, se asombraron mucho, porque ellos sólo manejaban el calendario gregoriano y desconocen completamente el calendario haab, tzolk’in, la cuenta larga y desconocen el calendario en tsotsil. Fue completamente novedoso para ellos conocer de este tema. Uno de ellos, dijo: “llegando a casa le preguntaré a mi abuelita si sabe algo”. Y al final del taller se realizó la lectura de la estela 12 de Yaxchilán, identificando fechas.

Explicación e identificación de los logogramas.

Aprendiendo los números mayas y cómo se representan.

Conclusiones

Lo sorprendente es que se integraron más jóvenes de varios grupos, porque este taller inicialmente estaba dirigido a 15 alumnos de 2do grado, pero al momento de informarles sobre el taller, muchos jóvenes se interesaron y quisieron que fuera para todos los estudiantes de esta escuela, de alrededor de 100 alumnos, por lo que se realizó una selección de jóvenes de cada grupo (de 1er, 2do y 3er grado) y así conformaron el grupo de 40 jóvenes, 34 hablan Tsotsil y 6 de ellos sólo hablan español.

Yo considero que es muy importante dar a conocer y que se sigan impartiendo talleres de los jeroglíficos mayas, y relacionarlo con la lengua tsotsil, porque ya muchos no saben escribir, contar y conocer de los calendarios que también es un gran conocimiento que es necesario para el uso de nuestra vida diaria.

Estos talleres permiten a más jóvenes comprender, contemplar su entorno cultural, espiritual y la relación que tenemos con la naturaleza, y a querer indagar más.

Por último, para mí impartir este taller fue una gran experiencia,  por tener un primer contacto con esta escuela. Me motiva a seguir difundiendo el conocimiento de nuestra escritura maya y en el futuro quisiera seguir impartiendo estos talleres porque realmente me interesa fortalecer y recuperar la esencia o por lo menos una parte de la sabiduría ancestral que tenemos. Estoy profundamente agradecida con MAM (Mayas for Ancient Mayan) y con Michael J. Grofe presidente de MAM, por el apoyo que me otorgaron para la realización de éste taller.

Bats’i kolavalik

Muchas gracias

Elaborado por: Ana Guadalupe de la Torre Sánchez

“Llegando a casa le preguntaré a mi abuelita si sabe algo.”

Un pensamiento en “4 Ajaw 8 Sip (19 de mayo de 2019): Para Saber de Dónde Somos: La escritura de los antepasados llega a Zinacantán

  1. This is fantastic! Congratulations and thank you to Ana Guadalupe de la Torre and Susana Patricia López Díaz on their inspiring work.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *